Coleccion de sexo Lucy y su Prima. (SEX)


⇓ Descargar Vídeo HD

Coleccion de sexo
Mi mejor amigo Jorge vive junto a su madre y una hermana llamada lucy la cual es todo un bombon apetecible, siempre me ha gustado, su pelo rizado castaño y largo, su boca aunque pequeña es deliciosamente rosadita, tienes buenas curvas y su nalga aunque no grande de muy buen tamaño. Con frecuencia paso tiempo en casa de mi amigo y aunque estoy loco por su hermana nunca me he atrevido a insinuarle nada, en una ocasión mientras esperaba a Jorge que se alistaba hablamos un rato y me dijo ?no se porque los mejores amigos de mi hermano siempre terminan locos por mi? eso fue hace como 2 años y en vez de tomarlo como una puerta abierta para enamorarla lo tome con algo de orgullo y me dije a mi mismo pues no seré yo uno más, algo tonto de mi parte porque en realidad no se había equivocado en su pronóstico.

El verano pasado Jorge me pidió ayuda ya que pensaba pintar el garaje, junto a Juan el novio de Lucy, Juan y Lucy solo se veían en verano ya que Juan estudiaba en otra ciudad, tenían un año de noviazgo a distancia ya que se habían conocido el verano pasado . Todo iba bien, Lucy a veces es algo dejada pero por insistencia de su madre nos preparó un refrigerio el cual degustamos mientras aun pintábamos el garaje, ya concluida la labor Juan se lavo y se marchó ya que tenía que hacer no se qué cosa por ahí. Mientras Jorge y yo nos quedamos a recoger las herramientas de trabajo y a limpiar, en eso Lucy, tomo una brocha algo untada de pintura y la paso por la cara de Jorge, el hizo lo mismo con ella aunque solo le atinó en un brazo y parte de su polera negra de tiras que traía, yo me mantenía al margen del juego aunque en mi mente fantaseaba de untarla no precisamente de pintura, mi verga se ponía dura de solo verla.

Cuando Lucy se dio cuenta que su polera se había manchado de pintura tomo agua en un envase y empezo a lavarse, mientras Jorge llevaba algunos objetos al sotano, Lucy se dispuso a quitar la pintura aun fresca, primero fue a su polera apenas se había manchado en la orilla próximo a su ombligo el cual me mostró generosamente mientras retregaba la tela sin preocupación alguna, como sintiéndose en frente de un hermano, fue fácil sacar esa pintura, después fue a su pierna a la altura de sus rodillas dejaba correr en su piel el agua la cual parecía erizarle la piel, para mi sorpresa y deleite me dio todo un espectáculo ya que al inclinarse me di cuenta que no tenia sosten, dejo ver sus pechos aunque pequeños apetecibles senos, rosados y paraditos. Me quedé mirando sin disimulo como hipnotizado, en eso Jorge entró y cambie de dirección la mirada. Esa noche no se cuantas veces me masturbe, ya me dolían los testículos de tanto venirme.

Pasaron los meses y apenas hace unas semanas Jorge acompaño a su madre a otra ciudad para asistir al funeral de un familiar lejano, el viaje fue para regresar al otro dia por la distancia, por esta razon Lucy no pudo acompañarles ya que cursa ingles, vinieron a acompañarles dos primas para que no estuviera sola en la casa, una de ellas tenia su novio llamado Jose, a pocas cuadras de la casa de Lucy, y la otra esta divorciada. Jose pasó por mi casa y me dijo que le acompañara a estar en casa de Lucy a lo cual accedi.

La prima divorciada llamada Maria estuvo muy atenta a todo lo que yo decía, se reía de cualquier tontería que dijera, al punto que la novia de Jose no tuvo reparo en decirle que parecía enamorada de mi, esto fue un poco bochornoso para todos, pero Jose rompió la tensión con un chiste tonto. A partir de ese momento empecé a notar que ciertamente Maria mostraba alto interés en mi, Jose subió a la habitación de Lucy con su novia, Lucy como sintiéndose que sobraba se fue a la cocina a prepararse algo de comer según dijo y me dejo solo con Maria. Maria me dijo que podíamos subir a la habitación de Jorge, le dije que estaba bien, Me parecia una oportunidad digna de aprovechar, Maria es no esta nada mal, grandes senos y ojos grandes muy lindos, debe tener 20 a 23 años.

Subimos a la habitación y aunque en mi cabeza no dejaba de pensar en Lucy tenia algo seguro con Maria, también sentía algo de remordimiento por usar la habitación de Jorge para lo que parecía una buena tanda de sexo. Maria cerro la puerta, apagó las luces y empezamos a besarnos, ni siquiera fue necesario hablar, había química y suficientes señales para saber que queríamos sexo rápido. Yo tenía un año a puras pajas y nada de estar con una mujer desde que había terminado con mi novia,fue fácil desvestirla ya que apenas traia un pequeño vestido, la bese suavemente en la boca, luego sus mejillas, segui con una de sus orejas mientras con mi mano la acariciaba el pelo luego baje a su cuello, segui besándola hasta llegar a sus enormes tetas, las chupe, mordí suavemente sus pezones y después la puse boca abajo para besar su nuca y espalda, estaba super excitado y loco por penetrarla, pero me aguante para dejarla bien prendida antes de entrarle mi verga la cual estaba a reventar entre mis pantalones, luego baje por toda su espalda besando y dejando sentir mi aliento, después llegue a sus nalgas, las cuales mordí y chupe con cierta suavidad, continué en las entrepiernas mientras con las puntas de mis dedos venia subiendo desde sus pantorillas hasta su concha, ella levantaba sus nalgas a la vez que gemia de placer, entonces la puse boca arriba y lami su profundo ombligo, su concha totalmente depilada dejaba ver su clítoris, baje y deje sentir mi aliento en el, se veia erecto, primero y su concha emanaba un juguito caliente el cual no vacile en chupar, mordí suavemente los labios de su concha y estuve comiendola por un tiempo hasta que me pidió desesperadamente que entrara en ella, parecía a punto de estallar, me quité el pantalón y mientras me quitaba la camisa sono la puerta, estaba muerto de la vergüenza al pensar que había regresado Jorge y su madre antes de tiempo y nos habían encontrado en tal situación, dos primas en vez de cuidar a Lucy estaban cogiendo. Maria necesitó unos segundos para recuperar el aliento y responder, fue hasta la puerta, yo me vestí lo más rápido que pude y después me escondí detrás de un mueble, fue lo único que se me ocurrió hacer.

Cuando Maria abre la puerta era Lucy hablaron un momento y después Maria me dice que continuáremos en otra ocasión ya que Lucy se sentía sola y estaba algo triste ya que hacía un mes su novio Juan no la llamaba. Yo a pesar del susto aun tenia la verga algo dura de tal excitación y Lucy pudo notarla, para nuestra sorpresa ella nos pidió que continuaramos lo que habíamos empezado y que solo quería estar dentro de la habitación solo para no estar sola, Maria accedió a la idea sin titubeos, lo cual no me dejo espacio casi para pensar, solo me sentía muy nervioso ya que a Lucy la deseaba mucho, pero Maria no me pregunto sencillamente cerro la puerta, Lucy se sentó y Maria apagó las luces, ya para ese momento mi verga había flojado, con el susto mas el dialogo pero Maria con mucha destreza la saco de mis pantalones y empezó a chuparla mientras con su mano hacia suaves rasguños en mis testículos, fue muy intenso el placer que sentí con esa mamada y mas estando presente Lucy, después de eso coji a Maria en varias posiciones, cuando sentía que ya casi me venia cambiaba de posición, eso me ayudaba a relajarme. Maria se vino mientras estaba sobre mi, por sus gemidos parece que fue muy intenso para ella, Lucy a su vez se masturbaba pensando que tal vez por la falta de luz no era notoria su mano entre su concha,. Después de recuperar el aliento Maria le dijo a Lucy que podía participar a lo cual Lucy no respondió palabra alguna, yo que estaba ansioso por meterle esta dura verga no lo pensé dos veces y fui hasta donde estaba sentada y la cargue hasta la cama le bese, y con tal nivel de excitación en el ambiente no consideré necesario un largo preámbulo subi su falda, en eso ella quito mi mano de sus nalgas, eso no me detuvo me subi encima de ella y empeze a acariciarla por todas partes, cuando llegue a su boca me correspondió, entonces baje a su concha corri sus tangas y empece a lamerla, se sentía tan rica y tierna. Estaba como loco y cuando me dispuse a penetrarla me dijo que no lo haga, que aun era virgen el pendejo de Juan la tenia descuidada y yo tan cerca con deseos inmensos de romperle esa concha. Entendí y le dije que no se preocupara que no entraría entonces lami su concha hasta dejarla bien humeda y coloque mi verga entre sus piernas de forma que rozara su concha, fue muy intenso, mientras procuraba con mi pelvis rozar su clítoris, al poco tiempo de estar ahí me vine, mas me contuve de expresar cualquier gemido y mi verga se mantuvo dura como mástil por el fuerte deseo que le tenia a Lucy, después cambiamos ella arriba y mi verga aun entre sus piernas haciendo roce con su concha, ahí mi verga bajo un poco pero no fue notorio para Lucy o no le importó ya que solo era roce desde afuera mientras Lucy seguía en un vaivén encima de mi masturbandose con el roce en mi cuerpo, asi Lucy tuvo un orgasmo y yo logre nuevamente una fuerte ereccion, el turno fue nuevamente para Maria la cual coji estando yo acostado y ella arriba, le pedi a Lucy que me colocara su concha en la boca a lo cual accedio sin vacilar, mientras Maria cabalgaba como loca sobre mi verga yo disfrutaba de la concha de Lucy, cuando tenia a Lucy bien excitada a la par de seguir lamiendo su concha le fui acariciando su ano con un dedo el cual pude penetrar poco a poco, al principio apretaba las nalgas pero fue cediendo, Maria tuvo su segundo orgasmo entonces sali de ella y se tiro en la cama. Entonces le pedí a Lucy que se pusiera en cuatro, y la cogí por su culo, fue muy intenso para mi, ya Maria me habia hecho polvo apenas la penetré y me vine. Fue una noche intensa.
Tags: relatos,sexo,trio,prima,hermana

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *