Mirar sexo Mi mujer y mis amigos. Segunda experiencia. (SEX)


⇓ Descargar Vídeo HD

Mirar sexo
Dialogo entre mi mujer y yo. Segundo sábado de mayo. 7 p:m.
-¿Qué haces esta noche?, ¿te vas con tus amigos?- me pregunto mientras se bañaba.
-No lo se, pensé que podría llegar a venir aca, a comer un asado o algo- le conteste.
-Bueno, pero no ensucien mucho la casa, porque cada vez que vienen hacen un desastre- me recriminó con un tono de advertencia.
-Jajaja, anda ya sabes donde, son mis amigos y esta es mi casa, de ultima mañana limpias.- respondi en tono de broma.
Todo quedo ahí. Hice un par de llamadas a los muchachos para que vinieran a comer esa fría noche, y todos respondieron positivamente, nadie opuso resistencia, como de costumbre, y mas si es casa ajena, con una mina que es una diosa, a todo esto, mi mujer.
Cayeron los primeros 2 con botellas de vino y bolsas de carne. El fuego ya estaba prendido y las sillas preparadas alrededor del asador, como para ir entrando en calor mientras el asado se hacia. El timbre sono, era otro de mis compadres.
A los 5 minutos de poner la carne en la parrilla, uno aviso que no vendría por asuntos que se le complicaron, asi que bien, entre puteadas y renegadas, seriamos 4:mis amigotes y yo.
El asado lentamente se fue haciendo, y entre anécdotas y chistes, pusimos la mesa, nos preparamos para ese ritual que todos los argentinos celebramos:un buen asado con amigos, bien regado por supuesto.
Comimos como animales y a todo esto mi mujer me ayudo a servir las ensaladas, cosa que las mujeres hacen de 10?(perdón mujeres). Hacia frio, pero la ropa abrigada no evito que se le marcaran sus enormes tetas, (tiene 95 de busto), ni su colita parada que se le marcaba toda con el jean blanco, que de mas esta decir, dejaba a la vista una tanguita espectacular, que se hundía entre esos cantos prominentes que tiene. Les pido por favor, imagínense las caras de mis amigos, aunque no lo conozcan, en el momento en que ella les pasaba al lado. Entre que ya estaban colorados por el efecto del vino, mas aun cuando semejante hembra les apoyaba las gomas en sus caras a estirarse para levantar las fuentes de ensalada de la mesa?algo que parece bobo, pero que a los hombres nos mata.
Me levante al baño, dándome cuenta de la situación, y note que se me había parado la pija con lo que había visto. Imaginen en el baño, me clave una flor de paja que no me la olvide hasta el dia de hoy. Todo muy raro?
Cuando voy a la cocina, la veo a mi mujer limpiando fuentes. Me le acerco
y le digo cosas al oído, le toco las tetas y la entrepierna. Ella empezó a calentarse y me agarro fuerte la verga con la mano, seguido a eso, mi mano en su cabeza haciendola bajar hasta mi bragueta.
-Nos van a ver, aca no boludo- me dijo.
-Vos dale, chupa y cállate- le conteste.
-Enserio, después cuando se vayan te hago lo que quie?
No termino a decir la ultima palabra que ya le había metido la verga hasta la garganta. No al pedo la conocía desde hace años y sabia de sus habilidades de petera. Mama la chota como las mejores, es increíble, mejor que la puta mas cara de Nueva York.
Se entusiasmo chupándomela y yo estaba de espaldas, contra la mesada con una mano en la cabeza empujándola hacia mi, y con la otra agarrado al mármol?estaba en otro planeta al sentir la lengua que pasaba por toda la cabeza, hasta el tronco, ida y vuelta, sintiendo que mis huevos se derretían cada vez que los lamia, parecía que todo terminaba ahí, pero no, su boca es tremenda, y arrancaba nuevamente.
En eso llega mi amigo, que me buscaba, ya que a todo esto pasaron 25 minutos. Vi su cara y casi me mori de la risa, no sabia donde meterse, que hacer ni decir. Conociendola a mi mujer, le hice seña de que viniera y se sume. Le indique que pelara ahí nomas y un gesto de que ella se encargaría de todo, la conozco a mi mujer caliente?no hay caso. Su mano se fue hacia la pija de mi amigo y luego empezó con su rutina. Mientras los deje solos, me fui a buscar a los demás, que estaban no colorados, verdes del pedo que tenían?los traje a los 2 y repitieron los pasos seguidos por el primero. Ella mamo con gusto y dedicación cada poronga que en su camino se pusiera.
Entre tantas mamadas, le saque los pantalones, le corri la tanga y asi nomas, la pare un poco y le sumergi la verga hasta el fondo, sin perdón ni nada. Flor de cogida le pegue. Intento gemir, pero sus gritos fueron ahogados con cada verga que se tragaba. Luego cada uno de mis compañeritos paso a sacarse las ganas con mi mujer?uno cogiendo y el otro disfrutando de un pete hermoso y placentero, creo yo, el mejor de todos, el hecho por mi señora.
Estaba toda transpirada, con el bretel corrido, la polera enrollada hasta arriba de las gomas y la tanga corrida, sin pantalón. Su cara era la de una puta de películas porno;el maquillaje corrido, la boca llena de saliva, los pelos desenmarañados y una actitud de trola terrible. Se arrodillo e hizo señas con las manos que acudiéramos a ella. Puso su mayor cara de gato y mientras uno se hacia la paja entre sus tetas para que no se le bajara la pija, el otro le acababa en la cara o en la boca, porque ella daba a elegir. Asi los 4 terminamos en ella, que se tomo el trabajo de tragarse toda la leche que cada uno le había tirado encima?
Al dia siguiente, desperté con dolor de cabeza?me había dormido en el sofá. Al lado mio mi amigos, mosca. Cuando voy a mi cuarto, la sorpresa:encuentro a mi mujer durmiendo con mi otro amigo. Los mire y me empece a reir, no me quedaba otra?
Tags: relatos

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *