Xxx sexo Andrea, me vine en tu vestido!! (SEX)


⇓ Descargar Vídeo HD

Xxx sexo
Este es mi primer relato espero lo disfruten tanto como yo me lo gocé escribiéndolo y recordándolo…

Todo comenzó cuando al siguiente día tendría un concierto con mi banda en un bar super conocido en la ciudad, así que sin mas invité a todas mi amigas de facebook, obviamente a las que están bien buenas pues tenía un par de entradas de cortesía para dicho evento, el concierto se realizaría un día en mayo, era viernes y comencé en mi búsqueda, sin mentirles invité a unas 15 mujeres de las cuales al día siguiente sólo pudo ir una, y fue tal mi sorpresa que era la que menos esperaba pues ella era muy seria, centrada en su trabajo y en sus cosas, verla ahí esperando que la saludara me puso muy contento además de exitadisimo pues estaba increíble, llevaba un vestido corto azul oscuro que dejaba ver sus piernas bien torneadas, llegaba hasta algo mas arriba de sus muslos lo que hacía que dibujara muy bien su enorme y bien puesto trasero, una chaqueta que por el frio era obligatoria pero ya adentro del bar su vestido escotado en la parte de atrás dejaba ver un tatuaje enorme en su espalda además era tan corto que podía ver q no llevaba sostén, no tenía muchas tetas pero las suficientes para entretenerse un buen rato, en fin, su cabello negro liso ocultaba muy bien su tatuaje y hacía que se viera muy bien como para llamar la atención de todo hombre que al lado se encontrara.
el caso, la salude, me incliné un poco para darle un beso en la mejilla al cual ella correspondió con un tono de frialdad (me fascina q se hagan las desinteresadas) ya adentro del bar la cojí de la mano y fuimos a una mesa con sofá, le invité un par de cervezas y hablamos de temas muy tri***s, lo cual los hombres sabemos hacer muy bien jajajaja pero mientras hablabamos no dejaba de mirarle la boca a lo cual ella ya estaba despertando sospecha, el sofá tenía la particularidad de subirle de poco en poco su vestido, al principio se lo bajaba muy discretamente como buena niña de casa, pero al saber que me la estaba comiendo con la mirada ella exitada cruzó su pierna izquierda sobre la derecha y me dejó ver un poco mas de esas deliciosas piernas, me puso un poco nervioso al ver que tenía liguero debajo de ese vestidito chiquito…
Venía el turno de mi banda en pasar al escenario así que sin mas le pedi que me diera suerte y ella me lanzó un beso en la mejilla mas cerca a la boca q a la mejilla y un poco humedo, me abrazó y me dijo al oído:si te va bien aquí te tengo una pequeña sorpresa… me subí al escenario aún hipnotizado de su perfume y de ese beso que me dejó temblando.
en el concierto no dejé de mirarla y de mandarle guiños a los que ella muy salvajemente me respondía con un beso… terminado el concierto me acerqué y sin decir palabra me bajó hasta ella y me regaló un beso tierno y humedo, se separó de mi y me dijo te felicito te fue muy bien, yo la cojí por la cintura un poco abajo casi llegando a la cola, la hice pegar a mi pene ya erecto y le brindé un beso mas salvaje, que le diera a entender que de esa noche no pasaba.
me separó y me dijo al oído que el beso que me había dado era sólo para hacerme saber q iba a ser suyo esa noche, sin más me despedí de los integrantes de la banda y en 2 minutos ya estaba afuera del bar con el carro esperandola, ella sin mas se subió al asiento del copiloto y me dirigí a una residencia (la más cercana posible, la verdad estaba con ganas de comermela que no demoré mucho en encontrar un sitio agradable) ella en el viaje me cojía la mano y yo cuando tenía oportunidad ponía mi mano sobre esas piernas que me traían loco e intentaba subir un poco mas, cuando llegué a su tanga noté que estaba mojadísima y dió un brinquito, forma de hacerme saber que le gustaba… llegamos al sitio, me dieron las llaves del cuarto y fue apenas cruzamos esa puerta que la fiesta comenzó, ella me besaba tiernamente a lo que yo le respondía más duro, mientras la besaba hice que se mirara hacia la pared del cuarto, besandole el cuello y con una mano subiendo por esas piernas que me traían loco, llegué a su cola y le pegué una palmada que hasta a mi me dolió, a lo que ella pegó un gemido y diciendome que mas pasito, no le hice caso y le pegué aún mas duró y la arrinconé con mas fuerza contra la pared diciendole al oído q era yo el q tenía el control, que esta noche era ella el premio que yo quería.
con la otra mano sujeté con fuerza sus brazos y los puse sobre la pared mientras la otra mano había encontrado el borde de su tanga y en ese momento metía 2 dedos en su mojada y deliciosa raja, ella sólo podía afirmar con gemidos pues no estaba en este mundo, bajé sus tirantes del vestido hasta la cintura y le subí la parte de abajo, dejando ese pedazo de tela como cinturon, le arranqué la tanga y la obligué a que se pusiera en 4 sobre la cama, sin mas me saqué la verga y se la metí en un solo empujón y ella gritando de placer tenía unos fuertes espasmos que afirmaban su orgasmo, seguí clavando esa vagina mojada con intervalos mas largos para que la embestida fuera aún mas efectiva, sin mas volvió a gritar y a convulsionar sobre la cama lo que hacía evidente otro orgasmo, ella para agradecerme cojió mi verga en su boca y se dió a la tarea de devolverme toda esa exitación y lujuria que nos invadía, pero lo hacía muy tormpemente y de vez en cuando dejaba que sus dientes hicieran contanto con mi glande así que la aparté y me acosté boca arriba, le dije que pusiera su vagina en mi cara para hacer un 69, ella accedió sin dudarlo, comencé a comerme esa raja, jugando con su clitoris y metiendo el dedo gordo de mi mano izquierda, la volví loca pues dejó de mamarmelo y comenzó nuevamente a gritar desesperadamente, me puse rápidamente detrás suyo y la penetré nuevamente sin dejar que descansara de ese orgasmo tan delicioso que me brindaba, así detrás metiendoselo aún más fuerte me dijo que me viniera dentro y yo al oir esto le dí aún mas fuerte cojiendole esas tetas chiquitas y pellizcandole esos pezones que estaban tan duros como una piedra. pasaron no mas de 5 minutos cuando un grito y un gemido de bestia salía de mi boca, mi verga soltando chorros de semen bautizaban aquella raja. lo saqué pues creía que ya había terminado cuando el último chorro de leche tocaba su vestido azul oscuro.
No le dije nada pues supuse que al decirselo me diría algo, nos aseamos y la acerqué a su casa, cuando se bajó y pasó por delante del carro vi una mancha grande de semen en su vestido en la parte de atrás y me pude reír con esa imagen, ya a los días siguiente me dijo que el novio se le había puesto bravisimo al verle esa mancha en el vestido y fue cuando le dije que eso le pasaba por no decirme q tenía novio.
De vez en cuando nos seguimos viendo pero ella ya sin novio y yo disfrutando de mis amiguitas de facebook…
Tags: relatos,mujer,andrea,Colombia,pija,tatuajes,verga,corrida,semen,vagina mojada

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *