Xxx sexo Hora pico en el subte… ParteIII – FINAL (SEX)


⇓ Descargar Vídeo HD

Xxx sexo
Hola
Antes que nada les cuento que esta es la tercera y ultima parte de mi relato.
Estos son los link de la primera parte:http://travoz.co/sex/relatos/2205162/Hora-pico-en-el-subte____/
Y la segunda:http://travoz.co/sex/relatos/2206123/Hora-pico-en-el-subte___-parte-II/
Quiero agradecer a todos por la buena onda!!
En especial a mi tutor, quien sabe dar buenas criticas cuando las necesito.
Espero que éste cause tanto o más que los anteriores?
Disfruten!!!
? […] En eso veo mis calzas… esas que hace un tiempo tenia en el subte… no lo dudo… las agarro y amaro sus manos…él no entiende mucho pero ya esta jugado… no tiene donde ir, ni quiere irse…
Ahora es mi esclavo?
Mis nudos hacen que sus manos no puedan
tocarme? Eso genera en mí un morbo más grande del que ya me proporciono en el subte. Ahora soy yo la que tiene las riendas… y soy yo la que decide que hacerle.
Con sus manos atadas, vuelvo a recorrer con mi lengua su torso, sin escatimar en lengüetazos. Su respiración va en aumento. En sus ojos puedo ver que se desespera por tocarme nuevamente,
pero no puede hacerlo.
Tirado en la cama, con las manos atadas, decido cabalgarlo, mientras continuo con la labor de acariciarlo y besarlo por doquier. Ni clítoris roza la cabeza de su pija y la zona va tomando humedad. Ahora esta más que claro que mi necesidad de ser penetrada esta llegando a su punto máximo.
Montado en él, voy ubicándome para ser penetrada. Su cabeza va entrando en mi ser. La humedad de esa verga desgarra cada centímetro de mi vagina…
Enfatizada en el vaivén descubro que él logra zafarse de mis nudos. Ahora sus manos se ubican en mis caderas acompañando a cada penetración. Estas se hacen cada vez más frecuentes y más fuertes. Sus manos se van moviendo por mi cuerpo hasta que una mano
juguetona toca mi clítoris totalmente duro mientras estoy siendo penetrada.
La sensación es de lujuria total. Su otra mano trepa hasta una de mis tetas. No puedo más. Quiero acabar. Entonces no queda otra que enfatizar
mis movimientos.
El orgasmo no tarda en llegar. Mi cuerpo se estremece, tiembla y yo ya no puedo controlarlo. Mi cabeza se vuelve loca y mis pensamientos solo piensan en su pija penetrándome, el resto no existe. Siento su acabada dentro mio. Los líquidos van desbordando la zona Los movimientos se van haciendo más lentos. Pero no quiero que su pija me abandone… quiero seguir teniéndolo dentro mio?
Me desplomo sobre el, sus manos sólo proporcionan caricias a mi cuerpo que aun esta temblando por el orgasmo obtenido. El calor esta rodeándonos producto del movimiento de nuestros cuerpos. Me tumbo boca abajo. Rodeando a mi amante con un brazo.
Es entonces cuando mis palpitaciones y mi agitación van decayendo.
Totalmente cansada? Mi amante va proporcionándome nuevos besos… que van en aumento a cada lengüetazo proporcionado. Sus besos ahora recorren mi espalda, su lengua va recorriendo mi espalda, razón por la cual todo mi cuerpo vuelve a erizarse y lentamente veo como su pija esta lista para un próximo round… Me otorga unos buenos besos a mi cola y va jugando con sus dedos en mi agujero… Estos causan estragos en mi cuerpo. Va introduciéndolos de a poco, sin pausa. Me reincorporo en 4 patas y voy poniéndome en mi posición favorita.
Es divertido ir cambiando roles, ahora es el quien me maneja desde atrás con una mano en mi cabeza…Decide jugar un ratito mas con la punta de su pija… jugando por la zona de mi ano, sin penetrarlo. Voy moviendo mi cola hacia él pero es quien decide cuando penetrarme. Se posa en la entrada de mi colita y va empujando. La fuerza va en aumento y no puedo dominarlo. Me enloquece, me fascina, me vuelve loca, me siento indefensa pero aun así me excita. Su manos están en mis caderas ayudando a que mi cadera se aleje para volver a acercarme a él y ser penetrada con fuerza. Los movimientos son feroces pero cada vez me van gustando más. La habitación se transforma en una catarata de gemidos, siento como su pija va agrandando mi colita mientras que su mano toca nuevamente mi clítoris quien recibe impudicamente sus caricias. Voy a acabar nuevamente, no puedo remediarlo. En ese momento, me clava lo mas que puede esa pija en mi cola, siento como esa leche me invade. Otra vez esa sensación de orgasmo incontrolable invade mi cuerpo. Su leche rebalsa, pero sigue bombeando hasta que lentamente dejamos de movernos?
Entre cansada y agitada me arrastro al baño donde disfruto de una ducha que mi amante esta decidido a entregarme?
Es claro que esta no será la última vez que lo vea?.
Besos!

Tags: relatos,penetraci?n,orgasmo,esclavo,subte,atadura,horapico

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *